Inicio >> Complicaciones derivadas >> El pie diabético

El pie diabético

El pie del paciente diabético es muy sensible a todas formas de traumatismos: el talón y las prominencias óseas resultan especialmente vulnerables. Los daños de la enfermedad a los nervios periféricos de los pies provocan trastornos sensoriales, úlceras de la planta del pie y atrofia de la piel.

El trastorno de los pies de los diabéticos es provocado por la enfermedad de las arterias periféricas que irrigan el pie, lo cual se complica a menudo por daño de los nervios periféricos del pie e infección. Debido a la oclusión de las arterias que llevan sangre a los pies se produce gangrena.

Es frecuente en los pacientes diabéticos que las lesiones propias del denominado pie diabético trascurran sin dolor, debido a lo cual se suele agravar la lesión antes de que el paciente pida ayuda especializada.

Por ello, cualquier úlcera o herida en el pie de un paciente diabético representa un grave riesgo. Si la herida se infecta o no es adecuadamente tratada puede acabar en una amputación

El tratamiento del pie diabético se basa en:
Protección contra el daño que se asocia a la pérdida de sensibilidad causada por lesión de los nervios periféricos.
• Tratamiento de la infección que pueda aparecer.
• Mejoría de la circulación evitando el uso de calzado o prendas ajustadas.
• Control médico de la diabetes, es decir, comprobar que los niveles de glucosa se encuentran dentro de los límites permitidos.

Controla tu...
Drogas