Inicio >> Actualidad, Complicaciones derivadas >> La diabetes no eleva el riesgo de depresión

La diabetes no eleva el riesgo de depresión

Aunque los diabéticos tienen más riesgo que otras personas de desarrollar depresión, un nuevo estudio halló que una gran proporción de ese aumento se debe a que tienen un contacto más frecuente con el sistema de salud que a la diabetes en general.

“Nuestros resultados coinciden con la hipótesis de que recibir un diagnóstico de una enfermedad crónica aumenta la frecuencia del diagnóstico de depresión“, escribió el equipo del doctor Patrick J. O’Connor, de HealthPartners Research Foundation, en Bloomington, Minnesota.

“Sin embargo, los datos sugieren que los pacientes con diabetes no son más susceptibles que los pacientes con otras enfermedades crónicas y consultas médicas ambulatorias frecuentes”, agregaron los investigadores.

Estudios previos habían identificado un aumento de la probabilidad de desarrollar depresión entre los diabéticos, escribió el equipo, mientras que otros trabajos habían obtenido resultados contradictorios.

El equipo analizó las historias clínicas de un grupo de 225 mil pacientes tratados entre 1997 y el 2003.

Los expertos compararon a 2. 932 personas con diabetes diagnosticada durante ese período y a 14. 144 pacientes con diabetes diagnosticada antes de 1997 con dos grupos de control distintos.

El primero de los grupos tenía la misma edad y el mismo sexo, mientras que el segundo tenía la misma edad, sexo y cantidad de consultas de atención primaria.

Para cada paciente, la probabilidad de recibir un diagnóstico de depresión disminuía a medida que aumentaban las consultas al médico.

Entre los pacientes diabéticos, los que habían consultado menos al médico durante el período de estudio, eran un 46 por ciento más propensos a recibir un diagnóstico de depresión durante el estudio.

Pero los diabéticos que habían realizado más de 10 consultas médicas durante el estudio, tenían el mismo riesgo de recibir un diagnóstico de depresión que los no diabéticos que consultaban al médico con la misma frecuencia.

Se desconoce aún el motivo por el que las personas, diabéticas o no, que consultan al médico menos frecuentemente son más propensas a desarrollar depresión, sostuvieron los autores.

“Estos datos indicarían que los médicos de atención primaria saben reconocer la depresión tras unas pocas consultas. Pero existirían otras explicaciones; quizás los médicos que no reconocen rápidamente la depresión no la diagnostiquen después”, indicaron los investigadores.

Controla tu...
Drogas